¿Qué es el cáncer y por qué no tenemos ya una cura contra él? Primera parte

¿Qué es el cáncer y por qué no tenemos ya una cura contra él? Primera parte

Confieso que he dudado mucho de escribir sobre este tema. Lo he comenzado y dejado varias veces porque es muy delicado hablar de un padecimiento que afecta la vida de millones de personas y sus familias. Sin embargo, me he convencido de que es importante hablar de ello porque desafortunadamente, la falta de divulgación sobre la enfermedad misma, sobre los avances en la lucha contra el cáncer y la carencia de un “tratamiento universal” o efectivo en el 100% de los casos, han resultado ser el caldo de cultivo perfecto para el surgimiento de teorías conspiranoicas y de “tratamientos naturales” que prometen la cura total de la enfermedad, pero que tienen poca o ninguna base científica, que no han demostrado hacer lo que prometen y que engañan a las personas que se encuentran en esta situación tan vulnerable.

Es un tema muy grande y no pretendo abarcarlo todo de golpe. En esta entrada les hablaré de qué es el cáncer y cuáles son los factores de riesgo para padecerlo. En otra entrada les hablaré de las terapias pseudocientíficas alrededor del cáncer y los verdaderos avances en esta área.

Vamos para allá. Como ya es costumbre, empiezo definiendo al enemigo:

¿Qué es el cáncer?

Lo más importante es saber que el cáncer no es UNA enfermedad.

Y no es que esté negando su existencia. Lo que quiero decir es que el cáncer no es una enfermedad, sino que es un conjunto de MUCHAS enfermedades que comparten características comunes. La característica fundamental es que las células se multiplican sin control, lo cual desequilibra a los tejidos y provoca que pierdan funciones vitales. Además, las células malignas pueden propagarse hacia otros tejidos e invadirlos, un proceso que se llama metástasis. (Más características comunes de los cánceres, las encuentran en este artículo )

¿Y cómo es que se produce? Vamos a recordar que las células son las unidades con las que se forman los tejidos y órganos de nuestro cuerpo. Las células se dividen y pasan su información genética, contenida en el ADN, a las células hijas. El crecimiento, multiplicación y muerte celulares son procesos finamente controlados por la propia maquinaria celular. Pero hay veces que ciertos factores (los factores de riesgo de los que hablaremos más adelante), producen mutaciones (cambios) en el ADN que activan o desactivan ciertos genes, alterando el equilibrio entre el crecimiento y la muerte celulares. Si estos errores no se corrigen, la célula mutada se multiplicará sin control, y sus células hijas adquirirán con el tiempo más mutaciones que las harán capaces de evadir la vigilancia del organismo, adaptarse a las nuevas condiciones de su entorno, incluso modificar el ambiente que las rodea (microambiente), y serán más aptas para multiplicarse indefinidamente (provocando daño al tejido), desprenderse de su sitio de origen y viajar hasta invadir un nuevo tejido, y comenzar de nuevo el proceso.

IMG_1263
Comparación del crecimiento de células normales y tumorales. Mientras que las células normales crecen, se multiplican y mueren de manera ordenada, una célula afectada por un cancerígeno, se dividirá sin control produciendo un cáncer capaz de propagarse a otros tejidos.

Como vemos, la formación de un cáncer es un proceso paulatino de mutaciones subsecuentes en el que una célula dañada, que evade los controles del organismo, puede terminar produciendo un tumor maligno (maligno significa que invade otros órganos). De aquí la importancia de la detección temprana de las lesiones.

Les mencioné arriba que lo que llamamos cáncer es un conjunto de enfermedades relacionadas por características comunes. Esto es importante tenerlo en cuenta porque no es lo mismo un cáncer de pulmón, que un melanoma (cáncer de piel) o que una leucemia. Hay descritos más de 100 tipos diferentes de cáncer, que aunque mantienen similitudes entre ellos, se comportan de manera diferente y responden diferente a los tratamientos. Incluso, dentro del mismo cáncer hay tumores y  poblaciones celulares que no tienen las mismas mutaciones y que podrían ser indicativos del avance del tumor. Cuando les hable de medicina personalizada, les hablaré un poco más sobre esto.

Ahora bien, hay que recalcar que las mutaciones que tienen las células cancerosas prenden o apagan reguladores, y alteran la presencia de proteínas responsables de muchos procesos dentro de la células. Estos procesos TAMBIÉN están presentes en las células sanas. La diferencia es que están alterados, desactivados o activados en momentos o lugares en los que normalmente no están. Así que resulta que las células cancerosas son algo así como las hermanas gemelas malvadas de las células sanas y al ser tan iguales, nos han complicado su estudio y por ende, también su tratamiento porque atacar a una célula cancerígena también supone atacar a las células normales.

26639135365_89768054a0_m
Tumor de mama y su microambiente. Células tumorales en azul, macrófagos en rojo y fibras de colágeno en verde. Crédito:Joseph Szulczewski, David Inman, Kevin Eliceiri, and Patricia Keely, Carbone Cancer Center at the Univ. of Wisconsin, National Cancer Institute, NIH en flickr.

Ahora pasemos al siguiente tema:

¿Quiénes pueden sufrir un cáncer?

El cáncer es un problema global. De acuerdo con datos de la OMS, en 2012 hubieron 14,1 millones de nuevos casos de cáncer diagnosticados y 8,2 millones de muertes relacionadas con el padecimiento en todo el mundo.

global-cancer-cases-factoid.__v100466354

Entre los cánceres más comunes se encuentran el cáncer de pulmón, mama, próstata, cérvix, colorectal, entre otros. Las predicciones sugieren que para el año 2025 habrán 20 millones de nuevos casos. En países como Estados Unidos o España, casi una de cada tres mujeres y uno de cada dos hombres tendrá cáncer a lo largo de su vida. En América Latina y el Caribe (OPS-Nota-Informativa-Cancer-2014) se espera un crecimiento del 67% en el número de casos diagnosticados en 2012, por lo que para el 2030 habrá 1,8 millones de personas diagnosticadas con algún tipo de cáncer.

Imagen 1
Casos estimados de cáncer en EEUU en 2017. Próstata y mama son los más comunes. Crédito: American Cancer Society, 2017

Pero ¿por qué hay tantos casos nuevos? ¿qué está pasando?

Seguro que has escuchado muchas historias sobre el porqué de la incidencia actual del cáncer. Cosas como que es una enfermedad que antes no existía, o que si nos echan cosas perversas en la comida, o que si es por el uso de teléfonos móviles o antitranspirantes, o que si es porque no vivimos todo lo natural posible o que si es el resultado de nuestros pensamientos negativos… pues unas son verdad y otras no.

Vamos paso a paso.

El cáncer no  es una enfermedad nueva. Existe registros, como el papiro de Edwin Smith del siglo XVII a.C. que describe un tumor en el pecho, o una momia egipcia de más de 4000 años de antigüedad con cáncer de mama, o una momia de la cultura Chiribaya (unos 1000 años de antigüedad) con un osteosarcoma, que nos muestran que el cáncer ha estado con nosotros desde siempre.

¿Y cómo es que una enfermedad que ha vivido con nosotros desde siempre, ahora tenga mayor incidencia?  Pues la razón principal es la exposición mucho más alta a los FACTORES DE RIESGO.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

1. La edad. Gracias a los avances de la ciencia y a nuestro modo de vida, ahora podemos vivir mucho más años que antes. Desafortunadamente, los datos muestran que a mayor edad hay mayor riesgo de padecer cáncer (pueden consultar aquí, aquí, aquí y aquí y aquí).

rf-age_rgb_web_v02_0
El cáncer es más común en persona mayores. Por ejemplo, la línea azul muestra que a partir de los 50 años, el riesgo crece exponencialmente para los hombres en el Reino Unido. Crédito: Cancer Research UK

3. Herencia. Algunos genes mutados, heredados de nuestra familia, pueden incrementar el riesgo de sufrir cáncer. Sin embargo, sólo el 5 al 10% de los cánceres se han relacionado con la herencia de genes anormales.

Hay factores como los que hablaremos a continuación, que están relacionados con nuestro modo de vida y que pueden ser corregidos para disminuir el riego de sufrir cáncer.

3. Fumar. El consumo de tabaco es la causa principal de desarrollo de cáncer y provoca hasta el 22% de las muertes por esta enfermedad. El tabaco provoca, además de cáncer de pulmón, cáncer de laringe, tracto digestivo superior, estómago, páncreas, cérvix, riñón, vejiga… oh sí, el tabaco solito puede causar todo esto (referencias aquí, aquí y aquí).

non-smoking-2497308_640
Crédito: HansMartinPaul.

4.Obesidad. El exceso de grasa corporal está relacionada con la aparición de diferentes tipos de cáncer como cáncer de endometrio, riñón, hígado, páncreas, colorectal, mama, tiroides, vesícula (referencia). Una alimentación y estilo de vida más saludable: bajarle al azúcar (ya hablamos de ella en este post), hacer más ejercicio y consumir más frutas y vegetales nos puede ayudar a prevenir hasta un 20% de muertes por cáncer (referencia aquí)

5. Radiaciones. La exposición prolongada a la radiación ultravioleta (UV) del sol, provoca mutaciones en las células de la piel que pueden llevar al desarrollo de melanomas. Otros tipos de radiaciones como los Rayos-X o las emitidas por radiosisotopos, que penetran a más profundidad en el organismo,  pueden provocar leucemias y varios tipos de tumores sólidos. Los teléfonos celulares usan radiofrecuencias para su funcionamiento y pese a lo que han leído por ahí, no hay evidencia concluyente que indique que su uso provoca el desarrollo de tumores.

6. Infecciones. Algunos agentes infecciosos pueden provocar la aparición de cáncer. Por ejemplo, el virus del papiloma humano puede provocar cáncer de cérvix (entre otros), el de la hepatitis B o C pueden causar cáncer de hígado, o la bacteria Helicobacter pylori, puede provocar cáncer de estómago (más información aquí y aquí). Estos cánceres son prevenibles gracias a la vacunación contra estos agentes infecciosos, practicando sexo seguro, no compartiendo jeringas o tratando la infección.

7. La exposición a otros cancerígenos, como el asbesto (amianto).

¡Ah! Casi lo olvido. No. No hay estudios concluyentes que muestren que los antitranspirantes provocan cáncer de mama.

Y seguramente están pensando, porque se escucha con muchísima frecuencia, que los pensamientos y las emociones negativas pueden provocar la aparición del cáncer. Pues la ciencia nos dice que NO. Se publicó un meta-analisis en el que se evaluaron trabajos previos que estudiaron la incidencia de cáncer en personas con depresión (que desafortunadamente viven con pensamientos y emociones negativas) y no se encontró que las personas con depresión tengan un mayor riesgo de desarrollar cáncer  (lo puedes leer aquí). Por tanto, hasta ahora no hay evidencia que indique que las emociones jueguen un papel en el desarrollo del cáncer.

Como ven, el problema es muy complejo y no da cabida a explicaciones simplistas para la aparición de tumores, como la de la “acidez del organismo” de la que ya les hablé en un  post anterior. Y sí: Los factores de riesgo son muchos, pero podemos disminuir hasta en un 40% el riesgo de padecer cáncer sólo cambiando nuestro estilo de vida. Más frutas, menos refrescos y cigarros, más ejercicio… no es tan difícil ¿no?  

Si quieren saber más sobre cómo se ha estudiado el cáncer desde la antigüedad y cómo la ciencia ha ido avanzado en este tema, les recomiendo muchísimo leer “El emperador de todos los males. Una biografía del cáncer” de Siddhartha Mukherjee. Es una maravilla.

Y para terminar: si ven por ahí un producto milagroso o un remedio natural que les promete la cura de EL cáncer, desconfíen.

En el próximo post sobre este tema profundizaremos en esto último.

Para saber más:

https://www.cancer.gov/espanol/cancer

https://www.cancerresearchuk.org/home

https://www.cancer.org/cancer.html

http://www.seom.org/es/informacion-sobre-el-cancer/que-es-el-cancer-y-como-se-desarrolla?start=2#content

 

 

 

 

 

 

Un comentario sobre “¿Qué es el cáncer y por qué no tenemos ya una cura contra él? Primera parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s